Soñar con Arrodillarse, genuflexión

Sueños | 09/07/2009 | 7.64 / 10 | comentarios
Debido a su falta de firmeza será dominado por quienes lo rodean, obstáculos en la realización de sus proyectos. Debilidad, irresponsabilidad, falta de voluntad en sus compromisos genuflexión. Verse de rodillas, orando, es signo de humildad y de grandes condiciones morales; señala también un hombre exento de orgullo y que sirve a Dios dentro de sus esfuerzos, cumple con sus mandamientos, logra sus propósitos y triunfa sobre el mal. La genuflexión es señal de larga vida hasta la decrepitud. La mujer que sueña, verse de rodillas, en actitud piadosa, es señal de arrepentimiento. Si en sueños vemos que alguien se arrodilla ante nosotros, debemos de temer murmuraciones y calumnias, pero no debemos darles importancia, ya que no las creerá nadie. Si somos nosotros quienes nos arrodillamos ante una mujer, es una advertencia de que nos espera un engaño, y si es delante de un hombre, lo que nos espera es una humillación o una herida en nuestro amor propio.
Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información, Aceptar