Soñar con Bautismo

Sueños | 09/07/2009 | 7.34 / 10 | comentarios
Ser bautizado: Presagio feliz de un cambio benéficioso para usted. El de un niño: Alegría íntima o familiar. Llamada a la moderación y a la reserva en sus hábitos. Al hablar del agua, dijimos que simbolizaba los sentimientos y emociones, y todo el mundo sabe que el bautismo es un sacramento de purificación y renovación.
Por ello, cuando en sueños presenciamos un bautizo, es el presagio de que está naciendo un nuevo amor o que nuestros sentimientos hacia otra persona se concretarán y purificarán, dando nacimiento a la necesidad de compartir nuestra vida con ella.
Si el bautismo soñado no es el de un niño, sino el de otras cosas, lo que nacerá o se iniciará dependerá de lo que se bautiza, pero siempre será algo emotivo y entrañable.
Así, por ejemplo, si presenciamos en sueños el bautizo de un barco, lo que presagiará será un viaje por mar que nos dejará un entrañable recuerdo.
Te gusta
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información, Aceptar