Soñar con dientes (a quién o qué representan).

Sueños | 28/08/2017 | 8.25 / 10 | comentarios
Este artículo ha de leerse, para interpretar correctamente los sueños, en conjunto con otros “Soñar con dientes (caída) “y “Soñar con dientes”: en el presente escrito describimos a quién representa cada pieza, mientras que los otros dos se refieren a qué ocurre cuando soñamos una u otra cosa.
Según la sabiduría oriental los dientes, en los sueños, representan a los habitantes de una casa y sus bienes terrenales. Habitualmente, sobre todo cuando se caen, son un mal presagio en nuestros sueños.
De este modo, soñar con los dientes superiores representa a los hombres, a los parientes por parte de padre. Mientras tanto, si los dientes de nuestro sueño son los del maxilar inferior, estaremos atribuyendo el significado del sueño a las mujer de la casa.
Por piezas, los molares superiores derechos se refieren a padre; los de la izquierda, al tío paterno. Si el soñador no tiene a alguno de estos parientes, lo que sus sueños quieren representarle son hijos, vecinos, amigos o hermanos. Por su parte, el colmillo representa al dueño de la casa, un muy buen amigo o al jefe supremo. Los premolares son los abuelos o los niños pequeños.
Pasamos ahora al maxilar inferior: las muelas de la derecha nos hablan de la madre; a la izquierda situamos a la tía materna o hijas. Según otros intérpretes, el sexo femenino de edad avanzada por los dientes del lado derecho; y las niñas jóvenes por los del izquierdo.
Más posibilidades: los dientes delanteros representarían a las personas jóvenes, mientras que las muelas hablan de los ancianos o las cosas ocultas. Si soñamos sólo con los dientes que se muestran en una sonrisa, estaremos soñando con las cosas manifiestas, sin ningún sentido oculto.

Por otra parte, cada tipo de diente puede interpretarse según su función natural: el incisivo, cuya función es desgarrar, pero que ha perdido buena parte de trabajo en el hombre actual. En cambio, cuando sonreímos, se lo mostramos a los demás. De esta forma, simboliza la apariencia externa, la fama y el buen nombre. Aunque, claro, no dejan de ser caninos y pueden hablarnos de agresividad.
En cambio, los molares, lentos, trabajadores, significan justo eso: el trabajo constante, a veces obstinado. Tanto que, quien sueña con molares fuertes suele ser una persona obstinada, incapaz de parar de trabajar hasta que logra sus objetivos.
¿Te gustaría saber más sobre sueños con dientes?
¿Te gusta esta web?
¿Has soñado esto? ¿cuéntanoslo?