Quién dijo que el alma es inmortal?

Es el gran servicio que desde siempre nos viene prestando el alma. Ya Platón la declaró “inmortal”. Solo el cuerpo, al constar de partes, se corrompe; pero el alma, al ser una realidad simple, es inmortal.

¿Qué dice Platon sobre el alma inmortal?

En resumidas cuentas , Platón sostiene que: 1) El alma es el verdadero yo del ser humano. Es espiritual e inmortal, pues cuando el cuerpo se destruye en la muerte, el alma abandona sus restos miserables y emigra hacia un más allá donde recibirá premios o castigos según su comportamiento en la vida anterior.

¿Quién inventó la inmortalidad del alma?

Pero el esclarecimiento más importante provino del pensamiento escolástico, especialmente Tomás de Aquino, el cual explica que el alma es inmortal y sobrevive a la muerte del cuerpo, pero su destino no es ese, sino volverse a unir con el cuerpo para ser persona.

¿Qué filósofo niega la inmortalidad del alma?

Al plantear la relación entre alma y cuerpo se presupone que se habla del estado del alma unida al cuerpo ya que Aristóteles niega el estado de preexistencia del alma.

ES INTERESANTE:  Qué hacer para tener loco a un Sagitario?

¿Por que según Aristóteles el alma es mortal?

Al contrario que su maestro, Aristóteles cree que el alma es mortal y física, y por lo tanto muere al morir el cuerpo. Pero el intelecto agente es inmaterial y sobrevive a la muerte del individuo. Es común a toda la humanidad, es decir, es colectivo.

¿Qué le pasa al alma cuando morimos según Platon?

El decía que la muerte es un cambio de lugar para el alma y que cuando una persona moría, el alma se liberaba de la cárcel del cuerpo, para después ir al mundo divino y eterno de las ideas. …

¿Cuáles son las tres partes del alma según Platón?

Según tal teoría el cuerpo humano estaría habitado por tres clases de almas: el alma concupiscible, el alma irascible y el alma racional, ubicadas respectivamente en el vientre y bajo vientre, en el pecho y en la cabeza.

¿Por qué el alma tiene que ser inmortal según Kant?

La inmortalidad del alma es, entonces, «un postulado de la razón pura práctica», que Kant entiende como «una proposición teórica, pero que no es demostrable como tal, sino en cuanto depende inseparablemente de una ley práctica que vale incondicionalmente a priori» (KpV 5:122).

¿Cuál es la debilidad de la inmortalidad?

Tipos de Inmortalidad

Longevidad: Este tipo de inmortalidad le permite vivir para toda la eternidad y no puede morir por causas naturales o enfermedades. Pero la debilidad de esta es que usuario puede morir asesinado por otro ser.

¿Cuál es la diferencia entre la vida eterna y la inmortalidad?

La inmortalidad es vivir para siempre como ser resucitado. Mediante la expiación de Jesucristo, todos recibirán este don. La vida eterna, o sea, la exaltación, implica vivir en la presencia de Dios y continuar como familias (véase D. y C.

ES INTERESANTE:  Cómo saber cuando los ángeles te hablan?

¿Que pensaba Aristóteles del alma?

Aristóteles sostiene que el alma (psique, ψυχή) es la forma o esencia de cualquier cosa viviente; no es una sustancia distinta del cuerpo en el que está. … (Argumenta que algunas partes del alma, el intelecto, pueden existir sin el cuerpo, pero la mayoría no puede).

¿Qué dijo Aristóteles sobre el alma y el cuerpo?

Aristóteles no identifica el alma con el cuerpo, sino que el alma es una entidad compuesta de materia y de estructura y forma que es de un cuerpo; el cuerpo es, por decirlo así, el que “realiza la función de sujeto y materia”12.

¿Cuáles son los tres tipos de alma según Aristóteles?

Según Aristóteles se distinguen tres “partes” en el alma, dos irracionales (almas vegetativa y sensitiva) y otra racional (alma intelectiva). Y como cada una de estas partes desarrolla su actividad peculiar, así cada una tiene una virtud o excelencia propia.

¿Qué pasa al morir según Aristóteles?

Según Aristóteles, la distinción entre alma y cuerpo existe sólo epistemológicamente, es decir, sólo puede ser pensada. Por lo demás, el alma no puede existir sin el cuerpo, razón por la cual, para Aristóteles, el alma no puede ser inmortal.